miércoles, 5 de enero de 2011

El fin del mundo en diez pasos



Madrid, 10 de oct (20 minutos).- Los científicos nos han tranquilizado
respecto a la tormenta solar pero aún quedan otras teorías
apocalípticas en el tintero. El cine nos ha puesto sobreaviso.
¿Tenemos razones para preocuparnos?

1. cambios geofísicos

El núcleo, 2012. El profesor de Geofísica de la Universidad
Complutense de Madrid, Alfonso Muñoz, no puede evitar una carcajada
cuando se le pregunta por la posibilidad de que la rotación del núcleo
de la Tierra se detenga, como ocurre en El núcleo. Es imposible, y
respecto a la posibilidad de un cambio en el eje de inclinación del
planeta, es igualmente claro: "el eje está cambiando todos los días,
pero es un cambio de miles de años, prácticamente imperceptible".
Según explica, el flujo de los materiales magnéticos en el núcleo
puede provocar un cambio de inclinación en el eje terrestre, así como
los terremotos. Pero nada de esto provocará un cataclismo. Apunta, no
obstante, que desde hace 400 años se está registrando una disminución
de la intensidad magnética de la Tierra (hasta un 40%). Se ignora la
razón, pero parece indicar un cambio de polaridad magnética. Esto
afectaría de forma impredecible a la meteorología, la migración de los
animales y los aparatos sensibles a flujos electromagnéticos. "De
todas formas, tardaría en cambiar cientos de años, dando tiempo a la
adaptación", puntualiza.

2. epidemia mundial

Estallido, Epidemia, Doce Monos. La gripe A, el ébola, el sida...
¿podría la humanidad perecer por una pandemia? Para el virólogo Luis
Enjuanes, profesor investigador del CSIC, es poco probable que una
enfermedad que se transmite por contacto como el ébola se convierta en
pandemia. Pero los virus que se propagan por el aire, (gripe o
neumonía) son más peligrosos, porque no se pueden aislar y se
transmite con mucha facilidad. "Sí existe la posibilidad auténtica de
que nos den un susto", admite. "Cada diez años suele haber una
epidemia más o menos grave. Ya ha sucedido y seguirá sucediendo. Pero
hoy en día los sistemas de vigilancia sanitaria y de diagnóstico son
buenísimos". Harina de otro costal son los experimentos.

"Es absolutamente cierto que los gobiernos utilizan virus y bacterias
como armas biológicas, está demostrado y todo el mundo lo admite, pero
hacer de un virus un arma letal es extremadamente difícil e
improbable, ya que requiere hacer muchos experimentos con humanos y
comprobar su carácter letal. Pero sí es posible hacerlo", concluye.

3. meteorito

Deep Impact, Armageddon. "El riesgo de impacto existe, aunque la
probabilidad de que ocurra es muy baja, especialmente para los objetos
de mayor tamaño", asegura Jesús Martínez Frías, experto en Meteoritos,
investigador del CSIC y el INTA (Instituto asociado a la Nasa). Gran
parte de los Objetos Potencialmente Peligrosos están ya catalogados.
El mayor riesgo de impacto, y la mayor dificultad de localización y
seguimiento, recae en los objetos pequeños de entre 50 y 100 metros.
Numerosos organismos y agencias espaciales vigilan el cielo para
prevenir un impacto pero ya existen numerosas estimaciones ya
tabuladas que permiten establecer las consecuencias, aclara el
investigador.

4. ataque cibernético

Terminator, Matrix. ¿Las máquinas dominarán el mundo? La cuestión no
es ciencia ficción: filósofos y científicos se preguntan hasta dónde
llegará la Inteligencia Artificial. "Actualmente hay robots capaces de
tomar decisiones no programadas, de captar la realidad y de adaptarse.
Cada día emulan más el comportamiento del hombre. Pero no creo que se
lleguen a tener sentimientos ni a tomar conciencia de sí mismos, hasta
el punto de querer revelarse contra el hombre. Si sucede así, será
porque están funcionando mal o que se han diseñado con ese fin",
argumenta Ramón Ceres, profesor investigador del CSIC en
bioingeniería. La robótica apunta en un futuro a campos más prácticos:
se producirá un gran desarrollo en la robótica industrial, en la
medicina (cirugía, tratamiento y diagnóstico de enfermedades,
sustitución de órganos, prótesis) y en el apoyo a personas
discapacitadas para mejorar su movilidad y su comunicación.

5. degeneración racial

Hijos de los hombres. A los problemas crecientes de infertilidad y de
pérdida de calidad del semen se une una nueva teoría: la erosión de
los telómeros, defendida por Reinhard Stindl, doctor en medicina de la
Universidad de Viena. Los telómeros son unos tapones protectores de
los cromosomas, indispensables para su estabilidad. Pero los telómeros
se acortan a medida que las células se reproducen. Según el doctor
Stindl, también se acortan de una generación a otra. Con el paso del
tiempo la erosión podría llegar a "niveles críticos" provocando "una
quiebra poblacional". "La erosión de los telómeros podría explicar la
desaparición de especies que aparentemente tenían éxito, como el
Hombre de Neardental", explica.

6. guerra nuclear

El día después. Superada la Guerra fría y la Crisis de los Misiles, el
peligro parece haber pasado. Sin embargo, el fantasma de una pesadilla
nuclear está reapareciendo ante la amenaza de países como Corea del
Norte e Irán.

7. invasión extraterreste

La guerra de los mundos. Parece descabellado, un argumento de serie B.
Sin embargo, hay quien se lo toma muy en serio. La sonda Voyager fue
lanzada con un mensaje de la Tierra para otros seres. la agencia SETI
(Search for Extra-Terrestrial Intelligence) lleva décadas buscando
señales de extraterrestres en las ondas de radio que llegan a nuestro
planeta. E incluso la astrofísica Mazlan Othman, directora de la
Oficina de Naciones Unidas para el Espacio Exterior, señaló la
idoneidad de la ONU para coordinar una respuesta conjunta de la
humanidad ante un contacto con seres de otros mundos.

Incluso el prestigioso científico Stephen Hawking lo admite: "Los
números hacen pensar a mi cerebro matemático que la existencia de vida
extraterrestre es perfectamente racional. El verdadero desafío es
descubrir cómo serían". El recientemente hallazgo de planetas
"habitables" como Gliese 581 g parecen corroboran esta teoría. Pero
Hawking va aún más lejos y señala que otras civilizaciones podrían
tener ansias conquistadoras, y ambicionar los recursos de nuestro
planeta. "Un contacto con alienígenas sería un poco arriesgado. Sería
como la llegada de Cristobal Colón a América; y no les fue muy bien a
los nativos".

8. agujero negro

El Gran Colisionador de Hadrones (en inglés LHC), en la frontera
franco suiza, ha suscitado gran inquietud. ¿Podría un acelerador de
partículas crear un agujero negro que engullera la Tierra? "La
probabilidad de que esto ocurra es muy inferior a la de que un viento
trajera un elefante de África y nos cayera en la cabeza", asegura el
profesor Juan José Gómez Cadenas, investigador del Instituto de Físico
Corpuscular. Según explica, el LHC crea choque de protones; reproduce
sucesos que se dan de manera natural en la naturaleza: la luna es
bombardeada desde hace miles de millones de años por partículas de
altísima energía que chocan con átomos en su superficie, y nunca se ha
creado un agujero negro.

"Preocuparse por si el acelerador de partículas va a crear un agujero
negro está muy bien para una charla de café pero es el menor de
nuestros problemas (sostiene el científico Juan José Gómez Cadenas).
Es muy importante que la sociedad comprenda que la concentración de
CO2 está aumentando vertiginosamente, que los combustibles fósiles se
están agotando y que tenemos un planeta de casi 7.000 millones de
personas que comen (o no)".

9. agotamiento de recursos

Soylent Green. Hoy en día somos casi 6.700 millones de habitantes
sobre la Tierra. Hace solo 40 años éramos la mitad. ¿Qué nos espera en
el futuro? ¿Hay recursos para todos? Para Enrique Yeves, Director de
la Oficina de información de FAO ( Food and Agriculture Organization,
dependiente de la ONU) para España y Andorra hay suficientes recursos
alimentarios en la actualidad, el problema es su distribución, el
acceso a ellos. "Por eso el que haya casi mil millones de personas que
pasan hambre es todavía más escandaloso. Sabemos cómo luchar contra
ello y hay compromisos internacionales que los países deberían
cumplir, y que incluyen medidas como un comercio internacional más
justo, apoyar el papel de la mujer o aumentar la ayuda internacional".

Por su parte, la organización ecologista WWF advierte que si bien hay
suficientes recursos naturales como alimentos o agua dulce, se ha
superado con creces la capacidad de regeneración del planeta. Así lo
afirma un estudio recién presentado, en el que estiman que la
humanidad necesitará dos planetas en 2030 y que la población española
necesita a día de hoy 3,5 ‘Españas’ para poder cubrir sus necesidades
de recursos naturales.

10. cambio climático

El día de mañana. Es la amenaza más real de todas porque ya está
sucediendo en la actualidad. Y no hay marcha atrás. Así lo afirma el
científico británico James Lovelock, que sostiene que aunque hoy se
dejara de emitir CO2 en todo el mundo, no sería suficiente para
detener el mecanismo de calentamiento global puesto en marcha. Y
cuando la temperatura suba cinco grados habrá "un futuro muy difícil".

La Tierra será un lugar dominado por los desiertos, se producirá un
desplazamiento poblacional y "muchos desaparecerán en este proceso".
Sin embargo, aclara que éste será un proceso largo, quizás de cientos
de años, y que, como en anteriores cambios climáticos, la vida se
adaptará. ¿Lo hará el hombre?

http://www.noticias.com/original/el-fin-del-mundo-en-diez-pasos.698472
Photobucket